CILUZ ES EL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LUZ Y ENERGÍA. BUSCAMOS ACERCAR LA LUZ Y LA ENERGÍA A TODAS LAS PERSONAS.

Ciluz

Hospital en Mérida, Yucatán: Iluminación para mejorar la salud

El proyecto en el hospital Faro del Mayab busca generar un ambiente de vitalidad para coadyuvar en la recuperación de sus pacientes.

El planteamiento de este proyecto se basa en una relación armónica entre los usuarios y el hospital en sí mismo. De esta manera se promueve ante todo una arquitectura sustentable entre sociedad, economía y medio ambiente.

El emplazamiento del edificio se realizó con la intención de mantener la orientación hacia el norte por ser el punto cardinal más favorable para los espacios de mayor permanencia como las habitaciones, consultorios, patios interiores en áreas de urgencias, imagenología y cirugía. Estas áreas cuentan con grandes ventanales que permiten la entrada de luz natural, lo que genera una transformación positiva en el ambiente.

Por otro lado, al sur se concentra las circulación de personal y los vestíbulos de múltiples alturas. Para estos espacios se utilizaron parteluces para crear un sutil juego de luz y sombra que revela el avance de las horas a lo largo del día y los cambios estacionales del año.

Parte fundamental de la propuesta es ofrecer una arquitectura que promueva la vida y que a través de sus ambientes se convierta en coadyuvante para la recuperación de los pacientes, soporte para los familiares, así como mejores condiciones de trabajo para el personal.

Como principio de diseño se buscó que la mayor parte de las áreas tuvieran contacto con los jardines interiores y exteriores, ya que se ha comprobado que la interacción con una buena iluminación natural genera grandes beneficios:

  • Reduce niveles de estrés en todos los usuarios.
  • Mejora la actitud de los pacientes, familiares y el personal.
  • Purifica el ambiente.
  • Promueve en los pacientes tiempos de recuperación mas cortos, disminuye la demanda de medicamentos, mejora el sueño y el ritmo cardiaco.
  • Contribuye en los familiares a un mejor acompañamiento y apoyo en las esperas.
  • Aumenta los niveles de satisfacción de los servicios.
  • Permite en el personal médico y de enfermería tener conciencia del paso del tiempo en largas jornadas de trabajo; mejora la atención y eficiencia, disminuye los errores en las dosis de medicamentos; genera mayor satisfacción laboral y sentido de pertenencia a la institución.

Sabemos que la iluminación como elemento indivisible de la arquitectura permite generar ambientes, producir sensaciones y particularmente en el proyecto de este hospital acelerar la recuperación del paciente.

Por lo que, además de considerar la eficacia de los equipos lumínicos en las zonas de espera, también se buscó crear una sensación de confort visual al esconder la fuente de luz y reducir el deslumbramiento. De igual modo, la temperatura de color brinda una atmósfera de relajación que ayuda a contrarrestar la angustia que se puede experimentar en las personas que esperan por un familiar.

La higiene también tiene vital importancia en este proyecto. La selección de luminarias corresponde a las normativas más estrictas para evitar la presencia de partículas sólidas o líquidas en zonas sensibles del edificio como los quirófanos o unidades de cuidado intensivo. Estas luminarias de cuarto limpio también logran los niveles adecuados de iluminación y confort visual que no generen brillos en las pantallas de todos los equipos instalados.

Particularmente en las habitaciones se tiene el objetivo de crear una experiencia íntima y relajada como en una habitación de hotel. El tener distintas escenas ayuda a dinamizar el espacio, una iluminación con mejor reproducción de color no solo permite crear este ambiente confortable y resaltar los materiales empleados, sino que logra que el semblante de nuestros pacientes tenga una mejor apariencia, es decir, mayor salud.

La selección de la iluminación en exteriores se basó en brindar luz a zonas muy específicas para no contaminar el cielo nocturno al mandar luz directa hacia arriba. También se cuidó la comodidad del peatón que disfruta de los jardines o paseos con luminarias que dirigen su luz hacia el piso, con lo que se evita una vez más el deslumbramiento.

Todo lo anterior no tendría validez si no se cuidase la densidad de carga en watts por metro cuadrado. Permanecer en los valores adecuados ayudó a garantizar la sustentabilidad de la obra y sobre todo los costos de operación.

Fuente: Iluminet.com 

Post a Comment