CILUZ ES EL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LUZ Y ENERGÍA. BUSCAMOS ACERCAR LA LUZ Y LA ENERGÍA A TODAS LAS PERSONAS.

Ciluz

¿Qué es la degradación macular y qué tiene que ver con la luz azul?

La luz azul, emitida por el sol y dispositivos digitales, transforma las moléculas vitales de la retina ocular en células dañinas, de acuerdo con una reciente investigación de The University of Toledo.

Este proceso, descrito en un estudio dirigido por el Dr. Karunarathne, profesor del Departamento de Química y Bioquímica de The University of Toledo (UT) apunta a una degeneración molecular como causa principal de ceguera en los Estados Unidos.

A lo largo del día las personas están expuestas a la luz azul, también conocida como alta energía visible que tiene una longitud de onda de entre 380-500 nanómetros (nm). La mayor parte de la luz azul, junto con otra luz visible, se trasmite a través de la córnea y el cristalino hasta alcanzar la retina, es decir, estos no pueden bloquear o reflejar la luz azul. 

Aunque la luz azul es esencial para realizar una serie de funciones visuales (como percibir objetos de distinto color y el contraste a nuestro alrededor), no es un secreto que la luz azul es dañina y afecta la visión a través de la degradación de la retina*, de acuerdo con una serie de experimentos publicados por la UT que explican cómo sucede este fenómeno, y en el futuro se espera que este tipo de conocimiento ayude a médicos y especialistas a desarrollar formas de hacer más lento el proceso de degeneración macular. 

¿Qué es la degeneración macular?

La degeneración macular, una enfermedad ocular actualmente incurable que resulta en una perdida progresiva de la visión en personas de entre 50 y 60 años, es un problema de la retina que se produce cuando la macula se daña y causa pérdida de la visión central, imposibilitando la visión de detalles finos o de objetos a corta o larga distancia; este proceso se resume como la muerte de los fotoreceptores de la retina. Estas células necesitan moléculas llamadas retinal para percibir la luz. En teoría, una persona necesita cierta cantidad de moléculas retinales para poder ver, y sin ella los fotoreceptores resultan inútiles.

El estudio publicado por la UT ha generado tanto interés como cierta alarma entre distintas entidades, que se han traducido en críticas a los resultados del Dr. Karunarathne, alegando que presentan conclusiones sin fundamento acerca de los efectos de la luz azul en el ojo, sosteniendo además que por lo tanto no hay razones para dejar de usar pantallas. 

Para más información, ingresa AQUÍ

Post a Comment