CILUZ ES EL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LUZ Y ENERGÍA. BUSCAMOS ACERCAR LA LUZ Y LA ENERGÍA A TODAS LAS PERSONAS.

Ciluz

Starlink: el brillo de la tecnología que cautiva y contamina el espacio

¿Qué eran las misteriosas luces en el cielo que se vieron en el sur de Chile?

Quienes apreciaron el fenómeno no daban crédito a lo que veían, había impacto y también preguntas. Un tren luminoso o una fila estelar, todos buscaban explicaciones y había teorías de todo tipo.

Curiosidad generó un particular fenómeno en el cielo que fue visible en gran parte del sur del país. Como un “desfile de estrellas” fue calificado por testigos el avistamiento de decenas de satélites pertenecientes a la empresa SpaceX.

Quienes apreciaron este fenómeno no daban crédito a lo que veían, había impacto y también preguntas. Un tren luminoso o una fila estelar, todos buscaban explicaciones y había teorías de todo tipo.

Lo vieron en Valdivia, Pucón, Los Lagos y la isla grande de Chiloé, nadie en el sur del país quedo indiferente antes los numerosos puntos blancos que iluminaron la noche bajo una perfecta coordinación.

Muchos durmieron con la duda respecto a qué era eso, sin saber que la respuesta estaba en la Tierra. “Lanzan un cohete y este envía 60 satélites. Se lanzan uno tras otro de modo que todos sigan la misma órbita“, sostuvo Diego Mardones, astrónomo de la Universidad de Chile-CATA.

Lo que se vio en el sur del país era parte de los 60 satélites del proyecto Starlink de SpaceX, los que habían sido puestos en órbita durante la mañana del jueves 4 de febrero desde Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos.

“Son satélites de comunicación que reflejan la luz del sol, en particular al anochecer y atardecer, aunque también a veces al amanecer se puede ver como un tren cuando estos satélites se dispersan por su trayectoria orbital”, explicó Thomas Puzia, astrónomo de la Universidad Católica.

Es una especie de marcha espacial que tiene como propósito comprobar la eficacia de Starlink para proveer de internet de alta calidad y bajo costo a cada rincón del planeta.

Ya son más de mil los aparatos que están actualmente sobre nuestras cabezas. El proyecto del multimillonario africano Elon Musk contempla un total de mil 400 satélites puestos en órbita.

 

La misión y la Contaminación Lumínica

Sin embargo, este gran espectáculo para nuestros ojos es un gran inconveniente para la observación y el estudio del espacio. Desde sus comienzos el proyecto ha suscitado protestas entre los astrónomos a raíz de que su luz afecta las observaciones desde la Tierra.

Y para reducir este problema, la compañía de Elon Musk propuso lanzar un prototipo, conocido como DarkSat, que cuenta con un revestimiento antirreflectante negro.

Sin embargo, un estudio de investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón publicado en la revista Physics World asegura que, si bien esa medida reduce a la mitad el reflejo de la luz solar, la interferencia que producen los aparatos en infrarrojo ahora es incluso más fuerte que antes.

Para llegar a este resultado, los autores del trabajo analizaron las emisiones de los satélites DarkSat en diversas longitudes de onda con ayuda del telescopio Murikabushi de 1,05 metros del Observatorio Astronómico Ishigakijima, capaz de realizar observaciones simultáneas en los espectros verde, rojo e infrarrojo.

«La pintura oscurecedora que recubre el DarkSat sin duda reduce a la mitad el reflejo de la luz solar en comparación con los satélites ordinarios de Starlink, pero el impacto negativo sobre las observaciones astronómicas aún se mantiene«, expresó Takashi Horiuchi, el autor principal de la publicación.

Así, a pesar de los efectos positivos de la capa antirreflectante en la región ultravioleta (UV) del espectro, el material absorbe más luz visible, por lo cual alcanza mayores temperaturas, haciendo que el aparato sea más brillante en el espectro infrarrojo.

Falcon 9 es el modelo de cohete utilizado para las misiones.

A modo de solución, Horiuchi propone aumentar la altitud operativa de la constelación de Starlink, citando como ejemplo los satélites de OneWeb (un competidor en el mismo sector), cuyos satélites operan a 1.200 kilómetros, el doble que los aparatos de SpaceX, y son menos visibles.

«Los cielos oscuros con hermosas estrellas y nebulosas son un tesoro de todas las personas del mundo» por lo cual «los astrónomos necesitan comunicarse con el público con el propósito de conservar este tesoro compartido», concluyó.

Fuentes: futuro360.com 

actualidad.rt.com 

Post a Comment